El slogan es completamente gratuito y los munícipes de la ciudad en lugar de oponerse al sueño de opio de la construcción de una cárcel, deberían promocionar para el turismo, sin engañar a nadie; el hecho de que los lugareños se tornan longevos, y la pregunta es: ¿Cómo?, porque una mujer o un hombre podrían de la misma forma, pasar los cien años en otro lugar, por ejemplo Cachí, quizás como se comenta, habiéndose alimentado con preferencia de tortillas caseras y bebido agua dulce. Sin embargo; Nicoya lleva la delantera constante del fenómeno y; la gente sencilla, que habita en el mismo lugar y muchas veces no se equivoca, opina que podrían ser dos factores, uno el agua y el otro el clima.

En el mismo tema, los técnicos de la salud; están desarrollando actualmente una excelente labor de asistencia a los adultos mayores, en contraste con los jerarcas de la CCSS, quienes no han sido capaces de equiparar las pensiones de los pobres con los salarios mínimos, para que puedan tener una vida digna.

Los artículos de opinión aquí publicados no reflejan necesariamente la posición editorial de EL MUNDO. Cualquier persona interesada en publicar un artículo de opinión en este medio puede hacerlo, enviando el texto con nombre completo y número de identificación al correo redaccion@elmundo.cr

Comentarios