Personas trans recibirán tratamiento hormonal y psicológico en la CCSS

Serán alrededor de 100 personas las que podrían recibir este beneficio.

San José, 19 jun (elmundo.cr) – La Junta Directiva de la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS) aprobó que los centros médicos de la institución dén tratamiento hormonal y psicológico a las personas transexuales y transgénero.

A partir de ese acuerdo del máximo organo institucional, la Gerencia Médica de la Caja tendrá tres meses para conformar un grupo interdisciplinario de profesionales de la salud, de manera que elaboren un protocolo de atención terapéutica para esta población.

“El objetivo institucional es valorar un abordaje de una atención integral que tome en cuenta sus problemas físicos como emocionales. Una vez elaborado el citado protocolo, se capacitará a los funcionarios de la institución para que esta población sea atendida con oportunidad y buen trato”, explicó la CCSS mediante un comunicado de prensa.

José Luis Loría Chaves, director de la Junta Directiva de la Caja dijo que este acompañamiento se le ofrecerá aquellas personas transexuales que están debidamente aseguradas en cualquiera de las modalidades de aseguramiento que ofrece la CCSS.

Según cálculos de Loría, serán alrededor de 100 personas las que podrían recibir este beneficio.

Las personas transexuales son aquellas en las cuales no existe concordancia entre el sexo biológico y la identidad de género que tienen, lo que los lleva a buscar terapias hormonales y hasta quirúrgicas para cambiarse de sexo, las cuales según el directivo, en muchas ocasiones los obliga abusar de los medicamentos y a poner en riesgo su vida.

El director explicó que adicionalmente son personas que sufren discriminación, agresión, acorralamiento y hostilidades que les impide conseguir una opción educativa, laboral y en muchas ocasiones reciben el rechazo social.

Loría fue claro en que uno de los valores de la CCSS es que es universal y como tal está en la obligación de proteger a los diferentes grupos que convergen en la sociedad costarricense.

Comentarios