México a Costa Rica: “Falta de reconocimiento a parejas del mismo sexo no es jurídicamente justificable”

México reiteró que crear legislación diferenciada para la población sexualmente diversa, sin la debida justificación, genera una acción de discriminación.

San José, 18 may (elmundo.cr) – El representante de los Estados Unidos Mexicanos ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH), dijo que la falta de reconocimiento a las parejas del mismo sexo en Costa Rica no tiene justificación jurídica.

Fue el Dr. Erasmo Lara Cabrera el encargado de externar ante esa Corte la posición del Estado mexicano, sobre la consulta presentada por nuestro país, acerca de si la Convención Americana de Derechos Humanos tutela el derecho a la identidad de género y los derechos patrimoniales de las parejas homosexuales.

“La falta de reconocimiento de una figura jurídica para personas del mismo sexo, de la que se deriva el reconocimiento de derechos patrimoniales, que por otro lado sí es reconocida y garantizada a personas heterosexuales, no podría ser jurídicamente justificable a la luz de la Convención Americana”, dijo Lara Cabrera.

México ya había remitido a la Corte Interamericana un documento de 42 páginas donde se pronuncia sobre las consultas hechas por Costa Rica.

En ese pronunciamiento, el Estado mexicano recordó que dentro del derecho internacional de los derechos humanos, el principio de igualdad y no discriminación, aparejado con el derecho de igualdad ante la ley, es una de las obligaciones estatales torales para una garantía de acceso y respeto a los derechos humanos de todas las personas de manera igualitaria.

México afirmó que la orientación sexual y la identidad de género son categorías protegidas por la Convención Americana que Costa Rica suscribió, por lo que, en caso de que un Estado decidiera realizar una distinción, con base en la identidad de género para limitar el acceso al derecho al cambio de nombre, necesariamente tendría que justificar que la distinción en comento resulta objetiva y razonable.

“Ello resulta imprescindible ya que a la luz de una categoría protegida por la Convención, el Estado debe proporcionar una justificación muy robusta para defender su legitimidad, sin que dicha distinción resulte en un menoscabo en los derechos de las personas sobre las cuales se realiza la distinción. En este sentido, de las categorías protegidas de referencia, la Convención Americana no permite originar ningún tipo de discriminación”, dice el pronunciamiento.

De igual forma, México recordó que ya en ocasiones anteriores la Corte Interamericana ha reconocido el derecho al cambio de nombre como parte del derecho a la identidad y la personalidad jurídica.

“Por lo tanto, resultaría contrario a la Convención Americana no permitir el cambio de nombre de las personas que así lo deseen en razón de su identidad de género”, agrega.

Al igual que lo hizo un día antes el representante del Estado de Argentina, México manifestó ante la Corte Interamericana que crear legislación diferenciada para la población sexualmente diversa, sin la debida justificación, genera una acción de discriminación.

LEA: Argentina dice a Costa Rica que crear leyes diferenciadas para población LGBT es discriminatorio

“Si toda persona debe gozar de los derechos patrimoniales antes mencionados, no cabría en el marco de la Convención Americana que los Estados impongan distinciones no justificadas y no razonables, para no reconocer dichos derechos a un determinado grupo de personas, únicamente por motivo de su orientación sexual, como categoría protegida con la Convención”, agrega el informe.

Para México, si se crea para las parejas homosexuales una figura jurídica alternativa a la que ya existe para el matrimonio heterosexual, esta debe garantizar todos y cada uno de los mismos derechos que otorga el segundo.

“Los Estados se encuentran impedidos de no reconocer los mismos derechos y proporcionar las mismas figuras jurídicas que son aplicables y garantizados a personas heterosexuales, a personas del mismo sexo, únicamente con base en su orientación sexual”, concluye el documento.

Comentarios