La primera reunión entre Cumbres de Cancilleres de la CELAC y la UE

Opinión de Istvan Alfaro Solano, Embajador de Costa Rica en Bélgica, Luxemburgo y la Unión Europea

Istvan Alfaro Solano
Istvan Alfaro Solano

La Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños – CELAC-, el mecanismo de concertación y diálogo político establecido  en diciembre de 2011 en nuestra región,  realiza una constante interacción con sus socios de la Unión Europea en un proceso de dinámico diálogo político y cooperación. Este diálogo birregional se enriquece permanentemente con una intensa agenda a distintos niveles, desde diplomáticos y expertos temáticos a Jefes de Estado y de Gobierno.

Cabe recordar que la Unión Europea es el mayor donante de cooperación y de los principales socios comerciales con los países de la región, aunado a las visiones y principios comunes, lo que imprime a esta relación un carácter muy particular.

La CELAC y la UE han trabajado en los últimos años 10 capítulos de un  ambicioso Plan de Acción que es fiel reflejo del interés por profundizar la relación entre ambas regiones, aprovechar experiencias, generar espacios para la cooperación o analizar los retos del mundo actual, entre muchos otros elementos.

Los capítulos de ese Plan de Acción son: 1- Ciencia, investigación, innovación y tecnología; 2- Desarrollo sostenible, ambiente, cambio climático, biodiversidad y energía; 3- Integración regional e interconectividad para la promoción de la inclusión y la cohesión social; 4- Migración; 5- Educación y empleo para promover la inclusión y la cohesión social; 6- Problema mundial de las drogas; 7- Género; 8- Inversiones y empresariado para el desarrollo sostenible; 9- Sobre la Educación superior; y 10- Sobre Seguridad ciudadana.

Como puede desprenderse de las materias de cada capítulo, algunas transversales, todas son de la más alta importancia para nuestro país, así como para la región latinoamericana y caribeña que encuentran en la Unión Europea y en sus Estados Miembros a un socio con el cual trabajar y desarrollar de manera conjunta, aquellos puntos coincidentes en favor de la sociedad inclusiva y de oportunidades para todos.

Cumbre en Bélgica. Tras la última Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno celebrada en junio de 2015 en Bruselas, estos adoptaron una Declaración Política titulada “Una asociación para la próxima generación” en la cual encomendaron a los Ministros/as de Relaciones Exteriores realizar una reunión entre Cumbres para reflexionar sobre la relación birregional y evaluar los capítulos de ese Plan de Acción, a fin de conocer el estado de situación de los trabajos realizados. Sin duda el gran reto era trabajar en la identificación de espacios para mantener una relación dinámica y activa. Luego de múltiples reuniones de coordinación y negociación que se llevaron a cabo,  resultaba de interés tener un informe que retratara de manera más precisa dónde nos encontrábamos.

Nos concentramos en esa labor especialmente en Bruselas, generando con gran sentido de responsabilidad, un documento que incluyó una evaluación de los programas y acciones adoptadas en las Cumbres, con una valoración, conclusiones y recomendaciones generales para luego analizar el avance de cada capítulo. Al analizar, evaluar y negociar, una de las motivaciones que siempre estuvo presente en el espíritu de los diplomáticos de distinto rango durante el curso de los encuentros fue que este trabajo es por y para los ciudadanos, quienes merecen que los esfuerzos realizados se vean reflejados en acciones concretas en su beneficio.  Este se constituye en el objetivo primordial de tratar de profundizar en la relación entre socios, de dos bloques muy afines en sus intereses o prioridades, con su acervo histórico o retos a veces distintos, para generar espacios que permitan el desarrollo de políticas para beneficio de los ciudadanos.

Realizadas las acciones antes dichas la mayor parte del año 2016, las conclusiones que iban surgiendo fueron analizadas después por los Altos Funcionarios y Coordinadores Nacionales de los países en sus reuniones periódicas, quienes valoraron positivamente los documentos tras discutir sus contenidos con espíritu constructivo, procurando siempre el equilibrio necesario que este tipo de textos obliga.  Se trata, en definitiva, de poner de acuerdo a 33 países de una región y 28 de la otra, asunto que requiere esfuerzo con tenaz dedicación.

Los Cancilleres en República Dominicana. Una vez cumplido lo anterior, se llegó a Santo Domingo, República Dominicana donde se realizó la citada Reunión entre Cumbres de Ministros de Relaciones Exteriores titulada “El futuro de la asociación birregional”. Los resultados de la evaluación de programas y acciones fue elevada a los señoras y señores Ministros o sus representantes para su consideración y análisis final. Allí tuvieron ocasión de intercambiar ampliamente sobre temas políticos en una agenda que incluyó no solamente esa evaluación, sino también una discusión para estrechar el diálogo birregional y profundizar las relaciones mutas, así como intercambiar puntos de vista sobre otros temas de alto interés para ambas Partes, a saber, financiamiento al desarrollo y el cambio climático.

En la Declaración de Santo Domingo adoptada por los Ministros de Relaciones Exteriores de la CELAC, la Vicepresidente y Alta Representante de la UE para Relaciones Exteriores y Política de Seguridad y los Estados Miembros de la UE,  se consigna valiosas indicaciones, como por ejemplo, reconocer las contribuciones positivas de iniciativas birregionales exitosas, a la vez que resalta la importancia de hacer más esfuerzos para la consecución de resultados en aquellas áreas donde todavía no se avanzó lo suficiente. Algunas ideas centrales de la Declaración son la intensificación del diálogo político para abordar de forma conjunta los desafíos globales existentes o los nuevos, reconocer que es necesario dar un impulso adicional a la asociación económica que permita mayor crecimiento, la promoción del desarrollo sostenible y la necesidad de fortalecer la cooperación birregional. (Declaración de Santo Domingo).

Junto a los temas antes citados, la Reunión de Cancilleres generó otro producto concreto: la aprobación y firma del texto definitivo de creación de la Fundación EU-LAC, que había sido un mandato de los Jefes de Estado y de Gobierno en la VI Cumbre ALC –UE celebrada en España en mayo de 2010.  Esta Fundación actualmente bajo la figura jurídica del derecho privado alemán, será pronto una organización internacional de carácter intergubernamental en el marco del Derecho internacional público para el fortalecimiento de la asociación birregional, que incluye la participación y aporte de la sociedad civil, entre otros objetivos.  A partir de ahora, la Fundación dispone de un marco legal idóneo para que continúe con el trabajo articulador de red de redes, impulsando una agenda de trabajo focalizado y acompañando los esfuerzos de los Estados en el cumplimiento de los mandatos presidenciales.

Los resultados de la Cumbre en Santo Domingo permitirán acudir al próximo encuentro de Jefes de Estado y de Gobierno de ambas regiones con el deber cumplido de acuerdo al mandato que ellos dictaron. También produjo recomendaciones que deberán tomarse en consideración para el próximo Plan de Acción, que permita seguir consolidando la asociación fundamentada en intereses comunes y generó tareas inmediatas de especial interés, como consultas en distintos niveles para promover la productividad, identificando objetivos y posibles modalidades de acción conjunta;   llama a tomar en cuenta los retos emanados de la agenda 2030 así como a promover una participación lo más amplia posible de todos los sectores sociales, en especial la juventud y la mujer.

Próximos pasos de un futuro común. En los meses siguientes se adoptará la fecha del nuevo encuentro birregional al más alto nivel. Mientras tanto, en la agenda de la Comunidad -CELAC-, está la realización de la próxima Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno en Punta Cana, República Dominicana  del 21 al 25 de enero de 2017. Entre otros asuntos, se trasladará la Presidencia Pro Témpore a la República de El Salvador. Costa Rica, primer país centroamericano que cumplió esa delicada responsabilidad en el año 2014 con una destacada labor cuyo éxito perdura, continuará trabajando activamente para contribuir a potenciar los beneficios que se alcanzan de esta estratégica relación birregional tanto a nivel continental como sub regional y bilateral.  Es claro que nuestro destino como regiones es seguir trabajando y construyendo un futuro común.

Comentarios