Diputados del PAC piden al Gobierno tomar posesión de la Ruta 27 por graves incumplimientos

Ruta 27 Caldera Presas autos carros autopista vehiculos

San José, 30 mar (elmundo.cr) –  Los diputados del Partido Acción Ciudadana (PAC) solicitaron al Consejo Nacional de Concesiones (CNC), tomar posesión de la Ruta 27 San José-Caldera por “graves incumplimientos” en el contrato por parte de la concesionaria Globalvía (antes Autopistas del Sol).

En una carta iniciativa del diputado Javier Cambronero Arguedas, los legisladores señalan a Carlos Villalta Villegas, presidente del CNC una serie de incumplimientos del contrato por parte de la empresa concesionaria de la ruta, por la cual transitan más de 160.000 vehículos cada día.

“La administración de dicha concesión cada vez genera mayores dudas entre la población costarricense, donde se otorga mucho recibiendo poco a cambio. Una ruta colapsada e insegura por la cual miles y miles de usuarios se juegan su vida diariamente. La actitud de los funcionarios públicos encargados de la vigilancia de la adecuada ejecución de dicho contrato y sus múltiples adendas, ha sido más bien laxa y complaciente con la concesionaria”, dice la misiva.

El PAC afirma que con base a los artículos 152 y 153 de la Ley General de Administración Pública, los artículos 60 y 63 de la Ley General de la Concesión de Obra Pública y el artículo 11 de la Ley de Contratación Administrativa, el Consejo Nacional de Concesiones puede tomar posesión de la Ruta Nacional 27.

El PAC afirma que los incumplimientos del contrato por parte de Globalvía son los siguientes:

  1. Inexistencia de un área de servicios especiales, dos si son en ambos lados de la vía o uno en el medio. Debe ubicarse en el tramo comprendido entre Coyol y Río Grande. Área mínima de 1000 metros cuadrados.
  2. Inexistencia en la sección II de una área de establecimiento para 50 autos, 5 autobuses y 10 vehículos pesados. Debe diseñarse y ubicarse en medio de ambas vías.
  3. Inexistencia de equipo rodante para atención de emergencias y otros usos compuesto por 1 camioneta en cada una de las tres estaciones/secciones. Dicho incumplimiento además acarrea pago de multas.
  4. Tiempo de espera mayor a 5 minutos durante dos horas consecutivas en un mismo mes. Acarrea pago de multas.
  5. Todas las casetillas de cobro de peaje deben mantenerse laborando.
  6. Aunque haya una unidad móvil de pesaje no excluye a la concesionaria de construir una.
  7. Inexistencia de un área de atención de emergencias, debiéndose ubicar en el área de servicios especiales.
  8. Inexistencia de una red de teléfonos de emergencia
  9. Inexistencia de una sala de control y de servicios generales
  10. Obligación del concesionario de aplicar pintura a los puentes y cepillado al menos dos veces al año.
  11. Inexistencia de los 10 puntos para establecer estaciones de conteo sobre tráfico vehicular.
  12. Desconocimiento sobre la elaboración y envío de informes mensuales, dirigido a la ARESEP que incluya flujo vehicular diario, tiempo de espera, congestión diaria y mensual, por sentido, por tipo de vehículo.
  13. Desconocimiento sobre elaboración y envío de un informe semestral a la ARESEP que incluya accidentes diarios, sentido, causa  hora, cumplimiento del Plan de Conservación, cantidades de obras ejecutadas y precios unitarios, cumplimiento del cronograma de mantenimiento.
  14. Traspaso de acciones de Autopistas del Sol a Globalvía que incluiría participación de 51% o más, sin ser conocido y aprobado por CNC tal y como lo define el contrato.

 

Según los diputados, las dos situaciones más graves que permitirían al Estado tomar posesión de la Ruta 27 son los tiempos de espera superiores a 8 minutos en las estaciones de peaje, ya que el contrato establece que cuando hay congestionamiento en dichas estaciones debe permitirse el libre paso a los vehículos hasta que ya no haya presas.

“Si persiste el incumplimiento por 3 meses consecutivos o más, se cobran multas y se puede iniciar procedimiento de resolución de concesión”, dice el contrato.

La segunda falta grave señalada por el PAC, es la ausencia de garantías a favor del Estado.

“La puesta en servicio definitiva en la sección II (Ciudad Colón-Orotina) le ha permitido a la concesionaria retirar garantía de cumplimiento equivalente a 5% de los posibles ingresos a percibir, con lo cual se le quita presión financiera a la concesionaria ante sus acreedores”, explicaron.

El desarrollo de nuevas obras, por ejemplo ampliación y mantenimiento de los puentes mayores, ampliación a 6 carriles entre San José y Ciudad Colón, 4 carriles entre Ciudad Colón y Orotina y 4 carriles entre Orotina y Caldera, se cobran mediante tarifa, o aumento del plazo de la concesión.

“O sea, no hay ninguna inversión o mejora a la obra, sin que sean cobradas al pueblo costarricense mediante tarifa, aumento en el plazo de la concesión”, critican los oficialistas.

Otras faltas señaladas por el PAC es que Globalvía está obligada a tomar hasta cinco tipos diferentes de seguros, sin embargo en el contenido económico y financiero de los mismos la entidad será responsable por solo el 20% de los posibles daños a terceros y el Estado de Costa Rica con el restante 80%.

Asimismo, el contrato tiene una cláusula en la que la empresa tendrá un bono, traducido en tarifas de peajes más altas, si en la vía se registran menos accidentes de tránsito.

Comentarios