Convención PLN: ¿Por qué perdió José María Figueres?

ANÁLISIS

San José, 7 abr (elmundo.cr) – Por primera vez en la historia política de Costa Rica un Figueres pierde una elección popular, y peor aún en este caso fue en unas primarias del partido fundado por José Figueres Ferrer.

José María Figueres tuvo la triste experiencia de que alguien lograra lo que muchos consideraban un acto contracultural en Costa Rica, ganarle a un Figueres.

Quizás por esta sensación, de lo que se creía para algunos imposible, una gran mayoría de analistas políticos en el país, apostaban fuertemente por un triunfo de Figueres Olsen, a pesar incluso de que las encuestas de todas las empresas e instituciones decían lo contrario.

En una publicación de El Mundo, de octubre del 2016, se enumeraban algunas de las desventajas de Figueres Olsen es esta contienda interna, y los puntos que en esa oportunidad se mencionaban se confirmaron y potenciaron.

Las desventajas enumeradas en esa ocasión eran:

  • En todos los sondeos de opinión de los últimos años es la figura política más rechazada por los costarricenses.
  • Es uno de los políticos más tradicionales de Costa Rica.
  • Sectores liberacionistas le reprochan haber dejado al partido tirado por muchos años, al haberse ido del país.
  • Temor de ciertos sectores de la dirigencia del PLN de que Figueres como candidato los lleve a una derrota histórica en las elecciones nacionales, lo que dejaría al partido con pocos diputados.

Uno de los aspectos más importantes de la derrota de José María Figueres eran los altos índices de impopularidad, que nunca mejoraron. Por el contrario en la última medición de OPol Consultores para El Mundo, esa impopularidad superaba el 80%. Con esos datos siempre se insistió que el techo de Figueres se situaba no más allá de los 150 mil votos.

En aspectos adicionales que contribuyeron al estancamiento y posterior derrota de Figueres Olsen estaban:

  • Una campaña muy mal manejada: el anuncio donde remarcaba los insultos que le decían en redes sociales, esto en vez de ser positivo para Figueres, aumentó las posibilidades de sus detractores para hacer más fuerte el “bullying político” contra un personaje que de previó rechazaban.
  • Los ataques del sector figuerista al arismo no fueron bien recibidos por una gran parte de los seguidores del PLN. Oscar Arias maneja índices de popularidad superiores al 65% y dentro del PLN supera el 85%, entonces no era buena estrategia atacar a una persona que por mucho, manejaba a lo interno de la agrupación una mayor aceptación que José María Figueres.
  • Los exabruptos de Figueres en los últimos debates no fueron bien recibidos por la población, que en muchos casos utilizaban la frase “tras de que la debe la cobra”. Los ataques directos a Antonio Álvarez y la utilización de un vocabulario “chabacano” no le ayudaron en la recta final.
  • Mucha dirigencia que luchaba por los procesos distritales y que apoyaba a Figueres, prefirieron en los últimos días de la contienda pedir votos para ellos dejando de lado la solicitud del voto para Figueres, porque esto chocaba con sus intereses, no les era fácil pedir votos para una figura tan impopular. Así muchos cantones como Desamparados donde la estructura de José María Figueres ganó las distritales, el precandidato salió derrotado.
  • En todos los estudios de opinión realizados por OPol Consultores José María Figueres nunca superó el 40% de la intención de voto, sus números rondaban entre el 34% y el 39%, números imposibles para ganar una convención, con dos candidatos como González y Aiza muy distantes y otro como Álvarez Desanti que de igual manera en ningún sondeo bajó del 45% de la intención de voto.

Para que Figueres ganara debían votar menos de 350 mil personas, y entre más personas votaran más se alejaba la posibilidad de que el expresidente fuera el candidato.

Los analistas esta vez se apuntaron contra las encuestas, y quedó demostrado que la ciencia bien aplicada le gana a esa “intuición” que dicen tener muchos “opinólogos”.

Comentarios