Campesinos desalojados hace 6 años siguen a la espera de una solución por parte del Gobierno

En la actualidad el terreno se encuentra abandonado a raíz de una demanda penal establecida contra el Estado por daños y perjuicios

Limón, 10 ene (elmundo.cr) – Unas 32 familias campesinas cumplen hoy martes, 6 años de haber sido desalojadas de un terreno en el Balastre de Pococí.

Actualmente los afectados siguen viviendo en condiciones precarias en distintas zonas del país.

Alex Rivera y Mirna Carrillo miembros de una de las familias que sufrió el desalojo indicaron que, la mañana del 10 de enero de 2011 “nos pusieron dos policías en cada casa para avisarnos que nos iban a sacar. Como nosotros no nos movimos, aparecieron 120 antimotines y maquinaria de la municipalidad para botar las casas”.

“No solo era ranchos, había gente como yo que teníamos casas de cemento y no les importó nada. Ni siquiera les importó que yo estuviera embarazada ni que tuviera hijos pequeños”, agregó Carrillo.

Para estos campesinos el desalojo fue ilegal, ya que no les dieron 48 horas de preaviso para movilizar sus pertenencias. Tampoco hubo presencia de psicólogos, trabajadores sociales y demás profesionales para atender a las familias.

Según indicaron los campesinos cuando se realizó el desalojo las tierras estaban supuestamente a nombre de un particular. El 11 de enero, solo 16 horas después, se hizo el traspaso del terreno a nombre del Estado, todo se dio a tan solo cuatro meses de que pasaran los 10 años establecidos para que ellos pudieran ser los dueños legítimos.

“Vivimos de lo que cultivamos y con ese desalojo el Gobierno nos mató. Mató nuestro modo de sobrevivir  y por poco nos mata físicamente. Usaron maquinaria pesada contra mujeres embarazadas, niños y adultos mayores, como si fuéramos delincuentes”, menciona Rivera.

En la actualidad el terreno se encuentra abandonado a raíz de una demanda penal establecida contra el Estado por daños y perjuicios, lo que evitó la construcción de la academia policial, cuyas obras se encuentran en marcha en La Rita de Pococí.

Los campesinos cuentan con el apoyo del Partido de los Trabajadores (PT) y según el dirigente Pabel Bolívar “vamos a iniciar una campaña de divulgación e información del caso a nivel nacional con sindicatos, con grupos campesinos, estudiantiles y la ciudadanía en general, con el objetivo de ganarnos solidaridad y buscar apoyo de parte de ellos, hacer una campaña de recolección de firmas y eventualmente acciones de protesta, todo para que el Gobierno atienda la exigencia a buscar una solución a lo que se viene postergando desde hace 6 años”.

Comentarios