Caminaron 180 kilómetros hasta Casa Presidencial pidiendo detener expansión piñera

El recorrido de Jorge Castro y su esposa Mariana Paniagua inició el lunes en compañía de un perro, una vaca y un caballo.

Salieron de Pavón de Los Chiles, en la Zona Norte el lunes a eso de las 9:00 de la mañana. Fotografía cortesía Francisco Guerrero.

San José, 19 may (elmundo.cr)- Ni la lluvia, ni el calor, ni el dolor de pies fueron un impedimento para que Jorge Castro y su esposa, Mariana Paniagua; caminaran 180 kilómetros desde Pavón de Los Chiles, hasta Casa Presidencial en Zapote.

Acompañados por un perro, una vaca y un caballo, los vecinos de la Zona Norte  del país buscaban que el Presidente de la Republica, Luis Guillermo Solís, los atendiera y así explicarle con documentos en mano, una serie de problemáticas a las que se enfrentan diariamente producto de las plantaciones de piña.

“Estamos cansados de tantos papeles, de recibir atolillo con el dedo y nos vinimos a buscar soluciones concretas, creo que es la hora ya de que el Gobierno actúe sobre las cuestiones que están pasando en las zonas rurales con el cultivo de la piña”, manifestó.

El recorrido que Castro y su esposa realizaron, arrancó el lunes a las 9:00 de la mañana, justamente cuando en San José ambientalistas y personas afectadas de diferentes partes del país se manifestaban en contra de la expansión piñera.

Mariana Paniagua y Jorge Castro llegaron este jueves a San José y este viernes se reunirían con el Presidente de la República, Luis Guillermo Solís. Fotografía cortesía Francisco Guerrero.

Por día el matrimonio debió caminar entre 30 y 50 kilómetros, para finalmente llegar a San José la tarde de este jueves, sin embargo, fue hasta este viernes cuando se acercaron a Zapote.

De acuerdo con Castro ya están cansados del abuso que se da con las plantaciones piñeras, que han representado un problema para la salud, los animales y el medio ambiente.

“Nos ha traído contaminación en las aguas, deforestación y un mal manejo de los desechos que nos causan moscas y agreden a los animales que se enferman y se mueren”, explicó el ganadero.

No se irá

Por otro lado, Castro fue enfático en que no regresará a su pueblo hasta que no reciba una respuesta positiva por parte del Gobierno, que les permita acabar con los problemas que hoy enfrentan.

Este viernes Jorge Castro se acercó hasta Casa Presidencial en compañía de su hermana para hablar con el Presidente de la República, Luis Guillermo Solís.

“Yo no me voy a ir hasta que no haya algo concreto, firmado y publicado. Vamos a darle a conocer al país la verdad, no venimos a mentir”, añadió.

A su llegada a Casa Presidencial, Castro estuvo acompañada por un grupo de ambientalistas, quienes también han protestado en contra de las plantaciones de piña.

Incluso, algunos de ellos caminaron junto a los vecinos de Los Chiles, como muestra de apoyo.

“Seguimos apoyando la lucha de don Jorge que en representación de los campesinos de la Zona Norte que están viendo afectada su vida realiza este recorrido. Yo me uní porque es una acción muy solidaria y a favor de la madre Tierra”, expresó el ambientalista Edison Valverde.

El Mandatario recibió a Castro a eso de las 11:00 de la mañana.

Comentarios